Skinpress Demo Rss

20 de agosto de 2010

Teoría de las lenguas Eslavas en general y de la lengua Rusa en concreto.

DURANTE estos últimos meses, mi mente ha sido invadida por el fuerte deseo de conocer y aprender una nueva lengua y cultura. Aquellos que me tengáis que soportar cada día, sabréis de lo que hablo; e incluso es posible que este objetivo mío también haya llegado a oídos de aquellos que no me aguantan rutinariamente. El asunto es que la lengua Rusa me fascina. Y estos pasados 15 días, una serie de circunstancias más bien usuales, han desembocado en un frenesí de ideas incoherentes que, finalmente, han engendrado una de las más absurdas teorías de la lingüística. A pesar de lo descabellado de esta gran conjetura no puedo evitar sentirme orgullosa de ella, quizás porque la he desarrollado yo, quizás porque cada hora que pasa siento que puedo tener razón, quizás porque el asuntillo está relacionado con la lengua rusa y ese simple hecho trastoca un poco mi juicio.

Además, aprovecho también este prólogo para solicitar colaboración. El nombre de la teoría suena maduro y juicioso pero es terriblemente cansado de escribir; por lo que necesito un acrónimo. Si alguna mente imaginativa tuviera alguna idea, que me la comunique. ¡Todo proyecto adquiere formalidad si posee sus propias siglas!

Sin más dilación, os presento mi teoría de las lenguas Eslavas en general y de la lengua Rusa en concreto. Supongo que sobre este mismo tema ya se habrán vertido ríos de tinta y realizado múltiples estudios. Pero a mí todo eso me trae sin cuidado y pienso exponeros esta burda hipótesis sin desarrollar. La teoría consta, por el momento, de 3 apartados. Uno relacionado con la sonoridad de idioma, otro referente al alfabeto de la lengua y un tercer apartado que añado tomándome una pequeña libertad, ya que el capítulo no posee el tono sensato del resto del texto.


Apartado 1. “Acerca de la sonoridad del idioma”
Si cualquiera de vosotros ha tenido la ocasión de oír hablar ruso, no digo “escuchar” porque esa acción implica un mínimo grado de atención que normalmente no prestamos a nuestro alrededor, coincidiréis conmigo en que es una lengua muy fuerte. Su sonido es intenso, enérgico y en ocasiones, puede resultar hasta tosco. De cualquier manera, también coincidiréis conmigo en que Rusia es el país situado más al Este de todo el continente europeo. Según mi teoría, la localización geográfica de la zona y la sonoridad del idioma están directamente relacionadas. Cuanto más al Este se sitúe un idioma, más fuerte sonará. Y según vamos avanzando hacia el Oeste, la sonoridad se va suavizando de forma paulatina. Resultará cómico pero desarrollé esta hipótesis cuando escuché hablar en húngaro. Dicho idioma poseía sonidos intensos parecidos al ruso y sonidos silbantes parecidos al francés. Pensad, por ejemplo, en el portugués, posiblemente el idioma más al oeste de Europa: la palabra “leche” se traduce por “leite”, sustituyendo el sonido fuerte de la “ch” por otro más suave. Por supuesto, esto también es aplicable a los países eslavos aunque en muchísimo más complicado apreciar la diferencia de sonoridad entre Polonia y Rusia.

Apartado 2. “Acerca del alfabeto”
En este apartado recalco de nuevo la relación entre la distribución geográfica de los países y sus alfabetos. El Este está relacionado con el alfabeto cirílico y el Oeste con el latino. La lengua rusa se escribe empleando el alfabeto cirílico. Para aquellos que no estén familiarizados con este alfabeto, les escribo las letras que lo componen:

А Б В Г Д Е Ё Ж З И Й К Л М Н О П Р С Т У Ф Х Ц Ч Ш Щ Ъ Ы Ь Э Ю Я

Los países que lindan con Rusia emplean también el alfabeto cirílico y existen multitud de similitudes. Aunque en algunos casos existen letras/sonidos propios de un idioma. Por ejemplo, la letra Ї es característica de la lengua ucraniana. Si continuamos avanzando hacia el Oeste, nos encontraremos, por ejemplo, con Serbia. La lengua serbia puede escribirse tanto con alfabeto cirílico como con alfabeto latino. ¿Será quizás porque limita con Bulgaria al Este (cirílico) y con Croacia al Oeste (latino)?
Estas son las letras de la lengua serbia, tanto en cirílico como en latino.

А Б В Г Д Ђ Е Ж З И Ј К Л Љ М Н Њ О П Р С Т Ћ У Ф Х Ц Ч Џ Ш

A B V G D Đ E Ž Z I J K G L Lj M N Nj O P R S T Ć U F H C Č Dž Š

Nótese el gran parecido con el cirílico ruso y las letras propias del serbio. Y por supuesto, fíjense también en que el alfabeto latino no es exactamente como el nuestro, sino que existen algunas letras desemejantes.
Por poner un ejemplo más, escojo el eslovaco. Este idioma usa el alfabeto latino. Y aun con todo, tampoco es el mismo alfabeto latino que usamos nosotros.

A Á Ä B C Č D Ď DZ DŽ E É F G H CH I Í J K L Ĺ Ľ M N Ň O Ó Ô P Q R Ŕ S Š T Ť U Ú V W X Y Ý Z Ž

Llegado este punto me gustaría que prestarais atención en los numerosos signos diacríticos que tiene el eslovaco. Signos que, por fuerza mayor, no hacen más que recordarme al francés. Curiosamente, el francés se habla un poco más al Oeste.

¿Absurdo? ¿Casual? ¿Curioso? ¿Tal vez interesante? No lo sé. Simplemente recalco la relación que, tal exista tal vez no, pero que a mis ojos, es palpable: Existe una relación entre la situación geográfica de un idioma y sus características lingüísticas, tanto sonoras como escritas.
Para concluir, no obstante, me tomo la libertad de redactar un tercer apartado, nada parecido a los anteriores para mi sola satisfacción y tranquilidad de mi conciencia.

Apartado 3. “Acerca de mi repentino embelesamiento con la lengua rusa.”
Las lenguas siempre me han apasionado pero un pequeño defecto mío me ha impedido apreciarlas en su totalidad: Me resulta muy complicado escuchar lenguas desconocidas. Es una reacción casi instintiva, automáticamente mis oídos rechazan esos sonidos, me chirrían. Quizás sea una tontería. Pero me ha ocurrido y me sigue ocurriendo. Las únicas lenguas que toleraba eran aquellas 3 que conocía. Y escuchar cualquier otra me costaba un esfuerzo bastante grande.
De cualquier manera, durante este último año acostumbré mis oídos al sonido del japonés ya que, como muchos sabréis, la mayoría de los animes están sólo subtitulados. Sin embargo, lenguas como el alemán o el francés, lenguas que grandes artistas utilizaban en sus composiciones, me resultaban insoportables.
Imaginad pues, cual fue mi sorpresa cuando un día, al escuchar música en ruso, mis oídos no rechinaron sino que, gustosamente, toleraron el sonido de esa desconocida lengua. ¡Qué digo! ¿Tolerar? No, mis oídos reclamaban más. Tras disfrutar de horas de música cantada en dicho idioma, la pregunta lógica acudió a mi mente: ¿Por qué ella sí y otras no? Creo haber dado con la respuesta. Respuesta que, a muchos, os sonará estúpida, tan estúpida como a mi madre le pareció cuando se la conté pero respuesta que, para mí, encierra una verdad que desea alcanzar.
La lengua rusa me fascina porque su tono enérgico e intenso, a veces rudo y tosco, me recuerda de sobremanera al euskera. Así de simple. Puede que vosotros no veáis ningún parecido externo y si me pongo a analizar el sonido de las frases, yo tampoco. Pero inconscientemente, por alguna razón, mi mente asocia el ruso con el euskera. Tal vez porque las partículas “en” “hacia” “para” que en castellano se colocan delante del sustantivo, en euskera y ruso van detrás, añadido a los sustantivos. No lo sé. Quizás sólo sea una paranoia mía. ¡¡Pero os aseguro que esta paranoia también la comparte otra gente!! Ayer mismo, buscando una canción en concreto, hallé un vídeo de un grupo ruso bastante ñoño. ¿Sabéis cuál es el primer comentario que había sobre dicho grupo? “Si no supiera que era ruso, habría jurado que la primera estrofa estaba cantada en euskera”. Aclaro que el comentario no era mío, por si alguno conserva sus dudas. No obstante, apreció con claridad las diferencias entre ambas lenguas y he aprendido a querer los sonidos del ruso hasta el punto de convertir dicho idioma en mi futuro, en mi vida adulta, en mi mundo. Además, también voy tolerando poco a poco todo el resto de idiomas. Sin embargo, siempre defenderé que existe un parecido entre el euskera y el ruso.

Ahora, para concluir definitivamente, sólo recordar que necesito unas siglas con las que renombrar a mi teoría, la teoría de las lenguas eslavas en general y de la lengua rusa en concreto.



P.D: Recordar que esta es una teoría apenas sin desarrollar y que aún debo pulirla en todos sus detalles. Sé que tiene errores y que aporto pocos datos pero necesitaba compartirla. Gracias por haber aguantado esta versión preliminar.

7 comentarios:

__( Secretario )__ dijo...

Me gusta el apartado uno y estoy enteramente de acuerdo. El sonido se fortifica...según ví en Finlandia sonidos con "K" "R" Eran los mas usados haciendo el idioma dificil y muy sonoro

Lady dijo...

Tenemos que hablarlo > < Pero mejor en persona.

Te adoro ^^

Dornier Katzenbach dijo...

Gott!

de alguna manera, tú teoría tiene lo suyo, en varios aspectos tienes razón, sin embargo podrías mezclar un poco (a parte de la ubicación geográfica, la cuál ya de por si incluye: clima, orígenes, relieve, etc) la alimentación, la raza y por sobre todo: la temperatura... puede que suene absurdo, pero si te pones a analizar esos detalles, encontrarás la relación.

Rusia, siempre ha sido un país que me ha apasionado, demasiado debo decirlo (ya habrás notado posiblemente mi "historia" de expediente, donde el protagonista es ruso) así como Alemania... mi amor a esos dos países es bastante grande... de hecho, tengo planeado darme una vuelta por Alemania a estudiar neurología o nefrología.

otro punto, es el ingles, gracias a el, me he comunicado con muchas personas de otros países, actualmente tengo una muy fuerte amistad con un Alemán, por lo que te recomiendo afilar tu ingles, y lanzarte a otros continentes... el Internet es grande...

como regalo, te dejo este Blog, el cuál me... encanta, contiene fotografías de varios eventos, lugares, artistas, atracciones, y de más cosas rusas... algunas son magnificas: http://englishrussia.com/

saludos!

Mary Nightmare dijo...

Kevin, gracias por el aporte finlandés! :D

Lady, hablaremos pronto, tal vez durante horas x'3

Dornier! Mil gracias por el link del blog!! He estado echándole un ojo y está muy bien. Tiene imágenes geniales =3 Sin duda alguna, en los próximos borradores de mi teoría me atreveré a mezclar más aspectos ^^ De cualquier manera, celebro que tú también seas un amante de este país! Es poco común encontrar gente así :) Y, por supuesto, también me dedicaré a profundiar con el inglés puesto que mucha información valiosísima se halla en páginas de habla inglesa. De nuevo, mil gracias!

Mary Nightmare dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ele dijo...

Fíjate tú, si la chica tenía blog y no me había dicho nada. Te parecerá bonito.

Respecto al parecido entre el euskera y el ruso... lo noto demasiado débil. Así como los parecidos del euskera con el finlandés o el japonés son descomunales (hipótesis también comentada por conocidos japoneses y finlandeses), con el ruso ya le noto menos cosa, oiga.

Anónimo dijo...

Quizas tenga que ver con las Razias de los pueblos del norte que invaden rusia en la alta edad media. Ademas estos paralelismos se aplicaron modificados al ingles y al frances con las posteriores invasiones de los normandos occidentales.